¿A qué temperatura se debe servir el vino?

Los buenos amantes del vino saben que una temperatura equivocada puede estropear por completo el sabor de una buena botella. A pesar de eso, muchos tienden a meter la botella al frigorífico directamente, para poder servirlo más frío. Sin embargo, tenemos que adecuar la temperatura al tipo de vino que vamos a consumir.

Efectivamente, la temperatura del vino depende de qué tipo se trate, si bien como recomendación general les digo que nunca por debajo de los 2 ºC ni por encima de los 20 ºC, ya que a partir de esa temperatura se notan demasiado el alcohol y los sabores dulzones.

Tipos de vino y su temperatura

La temperatura del vino afecta a las cualidades del vino, alterando el sabor, el aroma y la acidez, por eso es importante servirlo a la temperatura correcta. Para los novatos, normalmente las etiquetas de los vinos señalan la temperatura a la que tiene que servirse.

No obstante, os dejo una guía de las temperaturas:

  • Los vinos espumosos, como un cava o un vino de aguja se toman en torno a los 7ºC.
  • Los blancos dulces también se degustan mejor a una temperatura de 8 ºC, seguidos por los tintos jóvenes.
  • Un tinto reserva o gran reserva tiene que tomarse en torno a los 17 ºC, mientras que la temperatura ideal de un crianza es de 15 ºC.
  • Los generosos y los blancos en barrica tienen una temperatura de consumo entre la media de ambos extremos, alrededor de los 11 ºC.


¿Cómo enfriar el vino?

Lo normal es tenerlo en una nevera o bodega a la temperatura óptima. Sin embargo, en ocasiones sucede que nos regalan una botella de vino para consumirla en breve y no está lo suficientemente fría. ¿Cómo podemos enfriarla?

Si lo hacemos demasiado rápido (por ejemplo, metiéndola al congelador), puede suceder que perdamos cualidades como sabor o acidez. También sucederá si lo calentamos demasiado rápido.

Pero, si tenemos prisa por enfriar un vino, la mejor opción es introducir la botella en un recipiente con agua y hielo al 50%. De esta manera, el vino se enfriará en menos de 5 minutos, pero de manera gradual y natural al estar en contacto con el líquido.

Eso sí, si tienes un restaurante o una buena bodega, lo que te recomiento es tener neveras específicas con la temperatura adecuada para cada tipo de vino.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s